El Diario Palentino: Los últimos de Filipinas

Reproducimos íntegramente el excelente reportaje de Rubén Abad, redactor del Diario Palentino, sobre el legado universal de Baler.

 

El cabo Jesús García Quijano fue uno de los militares que permaneció sitiado durante 337 días en una pequeña iglesia de la remota isla de Luzón. Es uno de los 33 supervivientes de aquel acontecimiento, el asedio más largo de la historia contemporánea.

Viduerna de la Peña, 1898. La recta final del siglo XIX fue una época convulsa para el país, de cambios políticos y sociales motivados por la pérdida de las últimas colonias. Aquellos tiempos de gloria, los del viejo Imperio en el que no se ponía el sol, cada vez parecían más lejanos. La España de ultramar se desvanecía.

Un momento delicado para la nación al que las gentes de este pequeño pueblo de la Montaña Palentina no eran ajenos. Y es que, uno de sus vecinos, Jesús García Quijano, protagonizó por aquel entonces una de las mayores gestas bélicas de los últimos dos siglos: el sitio de Baler. Una hazaña sin precedentes y uno de los capítulos más honrados de la historia militar reciente. Acontecimiento del que este año se cumple el 120 aniversario.

El cabo García Quijano fue un héroe. Fue uno de los militares que permanecieron asediados durante 337 días al mando del teniente Saturnino Marín Cerezo en el interior de la iglesia de esta minúscula población de la remota isla de Luzón, en pleno Océano Pacífico, a miles de kilómetros de su patria. Hombres de procedencia diversa y armados de valor que han pasado a los anales como Los últimos de Filipinas.

Descargar el artículo completo en PDF: BALER-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *